"El Ejecutivo del Estado moderno no es más que un Comité que administra los negocios comunes de toda la burguesía" (K. Marx y F. Engels, Manifiesto del Partido Comunista).

lunes, 14 de noviembre de 2011

Más soluciones


            Seguimos con las soluciones:

              Respecto del texto “El movimiento de hoy, que no es de partido, sino que es un movimiento, casi podríamos decir un antipartido, sépase, desde ahora, no es de derechas ni de izquierdas. Por nada atará sus destinos al interés de clase que anida bajo la división superficial en derechas e izquierdas” su autor es, obviamente, José Antonio Primo de Rivera: en concreto pertenece al Manifiesto fundacional de la Falange Española, redactado por el propio José Antonio en 1.933. Tiene su interés porque, ochenta años después, el mensaje se repite por otras bocas. Resulta muy interesante que el primer lector que contesta alude a la posibilidad de que lo haya dicho Rosa Díez, porque confirma mi percepción sobre su ideología, que llevo machaconamente repitiendo, sin éxito, desde hace cuatro años, esgrimiendo este artículo (del que, aclaro, no soy el autor): se conoce que hay más personas con las mismas dioptrías ideológicas que yo.


             En cualquier caso, este texto aparece citado en el artículo del filósofo Santiago Alba Rico¿qué significa ser de izquierdas?” publicado en el número de noviembre de “Le Monde Diplomatique” y ejemplifica, como ningún otro texto, una de las ideas básicas del fascismo: la superación “de las derechas y las izquierdas”. Otras frases y lemas célebres son “El fascismo no es de derechas ni de izquierdas sino una síntesis entre las dos ideologías, enriquecida con felices intuiciones orientadas al interés nacional” (Mussolini) o “Ni droite ni gauche, la France rebelle”(Lema del Frente Nacional de Francia), sin olvidar el famoso “Haz como yo, no te metas en política” de la versión masculina y sanguinaria que la Caudilla trata de emular y que tantas veces cito cuando oigo a alguien hablar de que esto de las derechas e izquierdas está “pasado de moda”. En el Estado español ya sabemos quién, como nadie, utiliza lemas parecidos, por lo que es conveniente que, al igual que la lejía hay que ponerla fuera del alcance de los niños, pongamos los cañones (y, en general, el poder) lejos del alcance de esta otra gente.


                  Vamos con la última “La política de defensa y de seguridad tiene que ser una política de Estado y de consenso. Hubiera sido muy deseable que, antes de hacer el pronunciamiento que hizo con el Presidente de los Estados Unidos, dando su apoyo al escudo antimisiles, hubiera venido a esta Cámara a explicar por qué y a debatirlo. Así es como se hace una política de defensa cohesionada. Todavía está a tiempo de hacerlo. Nosotros no lo compartimos, sinceramente, porque creemos que es una idea vieja, que es sólo la repetición de la propuesta del señor Reagan de la 'Guerra de las Galaxias' y que no camina en la dirección adecuada para una política de seguridad en el mundo”. Su autor, también lo han descubierto los lectores, es, como no, José Luis Rodríguez Zapatero, el rey del travestismo ideológico. Estas palabras fueron pronunciadas en respuesta al entonces Presidente José María Aznar, en el Congreso de Diputados, el 26 de junio de 2.001, durante el transcurso del debate sobre el Estado de la Nación. Diez años después, el mismo personaje, esta vez como Presidente del Gobierno, firma un acuerdo, precisamente sobre el dichoso “escudo antimisiles”. 

          Me encanta este ejemplo porque demuestra, tras ocho años predicando para las piedras, que José Luis y José María son las dos caras de la misma moneda (la cara amable y la cara hostil): ocho años diciendo que los dos son “mod”, pero no de los que van con trenka montados encima de una vespa, sino que son dos “(M)iserables (O)portunistas de (D)erechas”, ocho años castigado profesional y personalmente por mis ideas de izquierdas... En fin ocho añitos de travesía en el desierto para ver, finalmente, que este tipo ya no engaña a nadie. Pero bueno, José Luis, no te preocupes, que no te olvidamos: ya sabes que los judíos, aunque conversos, ni perdonamos ni olvidamos (y, además, tenemos paciencia). Seguiremos pendientes de tí, especialmente ahora que las cañas se vuelven lanzas, para que, al final, recibas lo que te mereces.



          En fin, ¡lo que da de sí un periódico y un par de viajes en el Alvia!

8 comentarios:

  1. Anda, un chico que sabe quién es el Roto. ¿Pero eso todavía existe?

    ResponderEliminar
  2. Por cierto, tenemos ya la prima del riesgo (o sea, la riesga) a 430. ¿Apuestas por quién será el ex directivo de Goldman Fucks que gobernará próximamente los destinos patrios?

    ResponderEliminar
  3. Carles, aquí somos más de Cajamadrid. Y es una pena, porque hasta ahora éramos muy de Intermoney...

    ResponderEliminar
  4. Como Flipy: siempre un paso por delante de la realidad, en este caso unas horas: http://www.cadenaser.com/espana/articulo/rosa-upyd-partido-etiquetas-viejas-defiende-progreso/csrcsrpor/20111114csrcsrnac_25/Tes

    ResponderEliminar
  5. Ah!, RR, el Cid Campeador de Caja Madrid. Es verdad, todavía quedan héroes patrios que nos puedan salvar de la malvada riesga. Aunque tampoco descartaría acabar viendo al profesor Barea sacado a pasear bajo palio...

    ResponderEliminar
  6. Estoy de acuerdo, esto del Bankia se le está atragantando y seguro que el Señor Rato ya ha pasado un rato con el Señor Rajoy aunque no haya sido hoy, rememorando glorias pasadas y, de paso, dejándole caer que tampoco vería mal una nominación para su antiguo cargo. Ahora se sabe mejor la lección de los mandamases y tiene muchos amigos en Goldman Sucks

    ResponderEliminar
  7. ...no sin antes pasar por un "ajustador" nombrado por la verdadera Caudilla (que no es la Díez ni mucho menos).

    La economía está desajustada
    ¿quién la ajustará?
    el ajustador que la ajuste
    nombrado por Alemania será

    ResponderEliminar